Mi internship en Microsoft

Logo de MS y yo
Yo, frente al edificio 92, en los headquarters de Microsoft. Redmond, WA.

Este verano realicé un internship de doce semanas como Software Engineer en Microsoft, en Bellevue, Washington (cerca de Seattle). Trabajé en el equipo de Cortana @Work Calendar, que se encarga de todos los escenarios que involucren el calendario con el Invoke, que es el una bocina con Cortana, parecido al Amazon Echo o al Google Home, que pronto va a llegar al mercado.

Mi trabajo consistió en desarrollar el escenario de desambiguación de personas, o sea, que si le dices a Cortana "agenda una junta con Juan", tomando información de tus contactos, sepa a qué Juan te refieres y, si no, te pregunte. También sugiere horarios para la junta, en que los participantes estén libres, y envía a todos una invitación a esta.

El proyecto se me hizo bastante divertido, y con la dificultad exacta para ser un reto que pueda ser terminado durante las doce semanas del internship.

HK Invoke
El HK Invoke.

Pero no toda mi estancia consistió en trabajo, Microsoft se preocupa bastante por sus interns, y organiza varios eventos para nosotros. Por ejemplo, el Signature Event, que fue en la fábrica de Boeing en Everett, donde hubo un concierto de The Chainsmokers y de Daya y nos regalaron un Xbox One S a cada intern. También hubo un torneo tipo Hunger Games y, a los que trabajábamos en Cortana, nos tocó ir en un crucero a Blake Island, entre varios eventos más.

Y no sólo hubo eventos organizados directamente por Microsoft, también hay un Intern Social Club, en el que juntan grupos de interns para distintas actividades, así como eventos organizados por los mexicanos o los latinoamericanos que trabajan en Microsoft.

The Bay of Baes
Algunos de los interns de mi oficina ("The Bay of Baes"), a punto de subir al crucero a Blake Island.

Otro de los beneficios de haber ido a Seattle fue el poder convivir con mi tío Álex, mi tía Rocío y mi primo Álex, que viven allá. Los veía casi cada fin de semana y me llevaron a conocer muchos de los lugares icónicos de la región.

Al final de mi internship, mi reclutadora me ofreció volver, ya que me gradúe, como full time en Microsoft y acepté. Así que volveré el próximo octubre.

En fin, tuve un verano lleno de buenas experiencias, en el que conocí a mucha gente y que me permitió desarrollarme profesionalmente. Espero que el que yo haya participado en esto abra la puerta a más estudiantes de Mexicali, ya que la mayoría de los interns mexicanos eran del centro del país y acá no llegan este tipo de iniciativas.