Hicimos un arcade

Los videojuegos son mi medio artístico favorito (quien diga que no son arte, lo invito a que me lo diga y le recomendaré algunos juegos que le harán cambiar de opinión). El problema con los videojuegos es que son más complicados que otros tipos de arte, pues no pueden ser apreciados por los sentidos directamente y necesitan un intermediario como lo es una consola o computadora específica.

Por eso, desde que descubrí los emuladores, he tenido una fascinación con estos ya que te permiten apreciar juegos que tal vez no podrías haber jugado de otra manera. Esa fascinación me ha llevado a desarrollar proyectos como ROMFinder/RetroPlay (programas que te permitían buscar, descargar y gestionar librerías de ROMs para emuladores) y, ahora, un arcade.

palo-de-pelea

Este primero modelo de arcade es básicamente un control que se conecta a una televisión para jugar videojuegos de distintas consolas, pero, como este semestre llevé de optativa la materia de Manufactura de materiales, donde teníamos que hacer un juguete de madera, convencí a mi equipo de tomar este proyecto y llevarlo un paso más adelante: ponerle una pantalla y hacerle un armazón más parecido a un arcade de verdad. Este segundo modelo de Arcade lo donamos a la casa hogar Yahve Jireh (pero planeo hacer otro para mí, porque ya lo extraño).

arcade

Cómo armar el tuyo

Armar este arcade es súper sencillo, tanto que niños de primaria armaron el suyo en un taller que dimos en El Garage.

taller-retroplay-garage

Sólo necesitas

  1. Madera, para la estructura (Planos para cortar con láser el control).
  2. Botones y joystick, yo compré un kit en Amazon.
  3. Raspberry Pi Zero (o una mejor).
  4. Tarjeta SD con el sistema operativo de RetroPie (16 GB fueron suficientes para los más de 6,000 juegos que le puse).
  5. Cables mini HDMI a HDMI, micro USB a USB hembra, fuente USB 5v 2A.

Planeo poner instrucciones más detalladas en mi sitio web, pero básicamente es conectar todo y pasar los ROMs por USB.

arcade-interior

Sobre la legalidad del arcade

Voy a aclarar esto sólo porque es algo que siempre me preguntan. Utilizar emuladores es totalmente legal, así como usarlos para jugar backups de tus propios juegos.

Lo que no es legal según los derechos de autor es usar ROMs de juegos que no adquiriste previamente. No obstante, considero que no es inético hacerlo, pues se tratan de juegos que probablemente no podrías adquirir legalmente aunque quisieras.